El problema de los Elearning en capacitación

El problema de los ELearning en capacitación
   

clock Lo lees en 5 min

noviembre, 27, 2020

La transformación digital ha hecho que la mayoría (sino todas) las empresas y organizaciones adopten programas de capacitación a distancia, online learning o más conocidos como "Elearning" para formar a sus colaboradores. Sin embargo, esto bien podría ser una reacción automática y no muy meditada, para responder a este nuevo contexto de pandemia. Paralelamente, en el tiempo que estos Elearning han estado en marcha, han quedado en evidencia algunos inconvenientes que han surgido en el camino. Veamos algunos puntos a considerar y analizar. 

¿Están teniendo los Elearning un verdadero impacto positivo?

Si planificamos una estrategia desde el comienzo y tenemos una noción clara de las necesidades de nuestra organización, habremos diseñado planes de capacitación que se ajusten a las necesidades de los colaboradores. De esta forma, las metas de cada área deberían ser evaluadas antes y después de realizadas las capacitaciones para analizar el verdadero impacto o medir el ROI. Analizar estos indicadores podría llegar a revelar que quizás las capacitaciones no están entregando los resultados que esperábamos. De hecho, un estudio sobre el impacto de las capacitaciones tradicionales en las empresas chilenas muestra que, cuando la capacitación es tradicional o de baja calidad, el impacto en la productividad no es significativo.  Pero, ¿qué es lo que realmente define que una capacitación Elearning sea deficiente o contraproducente en los colaboradores? Aquí te dejamos algunos problemas observables y recomendaciones en las que te conviene reflexionar por el bien de tus colaboradores y de tu organización.

Problemas técnicos

Antes que todo, el problema más básico que puede ocurrir con los Elearning es simple: no todos cuentan con aparatos apropiados o la conexión necesaria para ejecutarlos. Problemas para conectarse, equipo de baja capacidad o falla en la compatibilidad del sistema operativo “¡Error! Se cayó el sistema, así no se puede… aprender”. Todo esto genera frustración y desmotivación a los usuarios quienes terminan mirando con desagrado las capacitaciones. Lo mejor frente a esto es preferir un sistema de capacitación multidispositivo con diseño responsivo, es decir, que esté disponible para cualquier computador, Macbook, tablet, celular, etc.

Cursos aburridos

Aunque en teoría los Elearning deberían ser entretenidos, lo cierto es que la mayoría de las veces se quedan solo en esa “teoría”. La mayoría de los Elearning usan “mucho texto”, listas de preguntas, evaluaciones interminables, largos videos o relatores monótonos. Esto desanima a cualquiera y es sabido que la motivación es un factor muy importante en la productividad de los colaboradores. Frente a este problema, es importante analizar y considerar nuevas alternativas de aprendizaje entretenido como la “Gamificación”, que incluye elementos de videojuegos a las capacitaciones, tales como: efectos visuales, desafíos, puntajes, interacción, competencia, etc.

No hay tiempo

En el fondo, este no es un problema de los Elearning, sino más bien una realidad. Con el mundo actual súper acelerado, tecnologizado, hiperconectado, demandante y competitivo, estamos corriendo todo el día y no hay tiempo de, literalmente, sentarnos para hacer un curso de 1 - 2 horas. Claro que los Elearning deberían ser conscientes de esto y no ser tan “desubicados”, pero la verdad es que la mayoría son así. Frente a esto el ideal es buscar opciones de aprendizaje fragmentado como el Microlearning que consiste en dividir los contenidos en pequeñas cápsulas de 4 - 5 min. De esta forma, un colaborador se capacita en cualquier momento o lugar, sin tomarle mucho tiempo.

Baja calidad

Si la empresa anuncia que tendrá un programa de capacitación generando expectativas en los colaboradores, pero luego ellos descubren que es un tedioso y pobre curso de contenidos genéricos, ¿cómo crees que se sentirán? Hoy en día existen múltiples plataformas e información en internet. Cuando estás trabajando y te topas con algo que no sabes hacer, simplemente te metes a internet, buscas un tutorial y continuas lo que estabas haciendo, así de simple. Una capacitación debe ser de alta calidad, con información actualizada, adaptada y personalizada al área del colaborador, de lo contrario, no tendrá un verdadero impacto en su formación. No te conformes con cursos que sean menos que excelentes.

Sistemas obsoletos

Cuando pensamos en la palabra “curso” probablemente se nos viene a la cabeza la idea de sentarnos a mirar una clase que expone un relator. Este concepto de curso es antiguo y, mientras todo lo que hacemos se moderniza constantemente, pareciera que en la mayoría de los Elearning actuales, esta modalidad de aprendizaje se mantiene tal cual. Como si el sistema de aprendizaje estuviera “congelado en el tiempo”. Por otro lado, en todo el mundo se han estudiado innovadoras metodologías para entregar aprendizaje efectivo con resultados comprobados. Es así como surgen, y hoy están en tendencia, la Gamificación, el Microlearning, Adaptive learning y Spaced Repetition, los cuales son sistemas de capacitación que combinan la tecnología con lo último en metodologías de aprendizaje. 


Una organización que realmente quiere tener un impacto real y medible con sus capacitaciones en el desarrollo de sus colaboradores e indicadores clave, debe pensar siempre en modernizar sus sistemas. De lo contrario corre el riesgo de no solamente perder tiempo y dinero sin obtener resultados, sino que también de perjudicar la motivación, el rendimiento y el clima laboral de toda la organización. Si te sientes identificado con alguno o varios de estos puntos, sigue navegando en nuestro blog, puede que encuentres la respuesta que buscas.

 

 

Nueva llamada a la acción