Qué son los riesgos psicosociales y cómo manejarlos sabiamente

Qué son los riesgos psicosociales y cómo manejarlos sabiamente
   

clock Lo lees en 5 min

enero, 22, 2021

A la hora de hablar de empresas y organizaciones laborales nos encontramos con que hay una gran cantidad y variedad de ellas. Grandes, pequeñas, medianas, sociales, de negocios, bancarias, gubernamentales, etcétera y etcétera. Cada una de ellas tiene sus propios sistemas internos de trabajo y modelos de organización. Sin embargo, algo que las caracteriza a todas es que ninguna de ellas está exenta de sufrir riesgos psicosociales que afecten la calidad de vida de sus colaboradores. Primero, lo “psicosocial” hace referencia a un análisis de la persona basado en su relación con los demás, por lo tanto, los riesgos psicosociales son justamente “peligros” a los que las personas se ven expuestas cuando comparten con otros. Y específicamente al hablar de los riesgos psicosociales hacemos referencia a estos peligros que ponen en jaque el bienestar laboral, con condiciones que afectan la salud psicológica y física de las personas, creando un mal ambiente de trabajo. 

¿Hay riesgos psicosociales en tu empresa? ¿Sabes cómo enfrentarlos? Aquí te contamos más sobre ellos y qué hacer al respecto.

 

¡Peligro! Alerta de riesgo psicosocial a la vista

Los riesgos psicosociales los podemos asimilar a parásitos que van quitando vida a este gran organismo vivo conocido como empresa. Estos parásitos se instalan arbitrariamente, o voluntariamente, dentro de la empresa y de manera sutil van enfermando a la organización lentamente. Algunos de los aspectos que fomentan la aparición de riesgos psicosociales en las organizaciones son:

 

  • Deficiente organización laboral.
  • Exceso de trabajo, más allá de las capacidades de la persona.
  • Acciones donde se coarta la expresión de pensamiento o emociones de los colaboradores.
  • Hostigamiento emocional, físico y/o sexual.
  • Mala o falta de comunicación.
  • Liderazgo que infunde miedo.
  • Doble presencia, es decir, además de la carga laboral, lidiar con la carga doméstica.
  • Falta de apoyo a nuevas ideas, proyectos.
  • Tener sistemas obsoletos y/o falta de modernización tecnológica.
  • Desinterés por la formación y capacitación.
  • Entre otras cosas.

 

Los riesgos varían según el tipo de empresa, su tamaño y demás características, pero en general podemos encontrar estos tipos de riesgos. Lo importante a considerar son los síntomas que estos riesgos van causando en la organización. Estas consecuencias las podemos dividir en dos esferas: las individuales y las colectivas.

Algunas de las consecuencias individuales son: ansiedad, depresión, indiferencia, problemas estomacales, tensión muscular, dolor de cabeza, mal dormir, expresiones violentas, abuso del tabaco, y una larga lista de etcétera, todos asociados a la psique de las personas y sus repercusiones físicas.

Por otro lado, estas repercusiones en las personas, inevitablemente producen consecuencias a nivel general. Algunas de éstas son: el desánimo general en los colaboradores, el ausentismo laboral, divisiones y malos tratos entre los equipos de trabajo, baja productividad, entre otras cosas que apuntan al desempeño de la organización en general. Lo más sensato cuando se identifica un problema es tomar acción para remediarlo. Es aquí donde el trabajo de los líderes toma relevancia para mejorar la motivación de los colaboradores y el ambiente laboral.

 

Líder, cuida a tu equipo de los riesgos psicosociales

La buena comunicación juega un papel esencial a la hora de reducir riesgos psicosociales en el trabajo y para mejorar el ambiente laboral. Es uno de los consejos estrellas. Pero además de eso, hay ciertas claves que todo buen líder puede seguir para mejorar la motivación laboral de los colaboradores, como el refuerzo positivo, tener objetivos claros, ofrecer oportunidades de crecimiento, entre otras cosas. Todas estas acciones ayudan a reducir considerablemente los riesgos psicosociales, pero no van a la raíz del problema. 

Lo fundamental que todo líder debe saber, y aplicar, para eliminar los riesgos psicosociales de su lugar de trabajo es aprender a mirar a los colaboradores como la piedra angular de la organización, no como simples empleados o robots que no piensan ni sienten, sino más bien como una fuerza de trabajo que tiene voz, corazón, talentos y mucho que entregar a la organización. Por lo tanto, más allá de dar una lista exhaustiva de consejos para eliminar los riesgos psicosociales en la empresa, todo se resume en un solo gran consejo: potenciar a los colaboradores.

Al poner como centro a las personas, las ideas de capacitar, formar y brindar oportunidades de crecimiento toman un papel protagónico, ya que, al final de cuentas, la capacitación y desarrollo del personal impulsan el crecimiento empresarial

Finalmente, una empresa que tiene claro el valor de sus personas velará por mantener una buena comunicación, por no exceder en carga laboral a los colaboradores, por dejar que cada equipo exprese sus ideas y mantener una sana convivencia y buen ambiente laboral.

 

Nueva llamada a la acción