Promoviendo el desempeño laboral en las nuevas modalidades de trabajo

Artículo 3 de junio Nivelat achicada
   

clock Lo lees en 5 min

julio, 02, 2020

El teletrabajo es la nueva modalidad dado el contexto en el que vivimos. Como líder, debes enfrentar al gran desafío de la digitalización y virtualización de los procesos, para evitar la disminución del desempeño laboral en tu equipo de trabajo.

Las buenas noticias son que, a pesar de que es todo un reto, es completamente posible. El trabajo remoto ha venido instalándose en el mundo hace años, con indicadores de éxito en Europa y Norteamérica. En Suecia, para el año 2013, el 86% de las empresas contaban con al menos 250 trabajadores en modalidad remota. En Reino Unido reportaban un ahorro de más de 3.000 libras esterlinas por cada empleado teletrabajando, y en general, las grandes empresas europeas declaran aumentos de productividad bajo esta modalidad entre el 10% y el 30%.

Estados Unidos, por su parte, cuenta con startups como Gitlab, con una valoración encima de los 1.000 millones de dólares, donde todos sus empleados, los 789 que la componen, trabajan de manera remota.

Lo importante en este período de transición es que, desde Recursos Humanos, promuevas el desempeño laboral durante estas nuevas modalidades de trabajo. Conoce algunas formas de hacerlo utilizando la virtualidad y la digitalización de nuestra era:

1. Jerarquizando las tareas

Procura organizar las horas laborales basándote en la importancia de las tareas de tus colaboradores. Según una investigación realizada en Kellogg School of Management, las personas tienden a posponer aquellas tareas que resultan más complejas y, al llegar al final de la jornada, se realizan con cansancio acumulado o simplemente lo dejan para otro momento. La institución, sin embargo, ha probado que esta estrategia no es beneficiosa a largo plazo.

Durante la nueva modalidad de trabajar, intenta poner énfasis en ordenar las tareas de tus empleados poniendo en primer lugar aquello que resulte más complejo y luego las tareas sencillas, para aumentar la productividad y el desempeño de cada día de la semana.

2. Haciendo seguimiento

Evaluar la calidad del tiempo trabajado es otra manera de medir la productividad durante el teletrabajo. El seguimiento puede hacerse manteniendo reuniones fijadas de manera semanal, para definir una lista de tareas claras y con plazos negociados.

En este sentido, es importante que no evalúes tanto las horas trabajadas, sino las tareas realizadas y su calidad. Para obtener comparaciones, una buena idea es mantener a varios empleados realizando el mismo tipo de tarea, ya que ayudará a determinar con precisión la calidad y cantidad de tareas realizadas por cada uno. Así, es más fácil evaluar el desempeño según cuánto tiempo lleva completar un determinado trabajo y cuán bien se hacen.

3. Implementando un sistema competitivo de incentivos

Utiliza herramientas que promuevan la colaboración conjunta e idea un sistema que permita competitividad sana entre los empleados. Por ejemplo, una hoja de cálculo accesible a todo el equipo y que se promuevan juegos para que aquellos empleados que completen la tarea antes del plazo general se les premie por ser más productivos. Así, los empleados se clasifican en función de su desempeño y se publica con identificación, o bien, se les garantiza un premio en privado según su nivel de productividad. Los juegos y sistemas competitivos de incentivo son probadamente eficaces en mantener interesados y comprometidos a los equipos de trabajo.

4. Incorporando nuevas tecnologías

La realidad es que el teletrabajo es un ahorro para las empresas en muchos sentidos. Gran parte se debe a que las nuevas formas de comunicación y las facilidades de los nuevos dispositivos y herramientas digitales gestionan y solucionan muchos problemas de manera más barata. Desde la gestión de facturas en la nube, archivo de documentos o la gratuidad de comunicarse vía Skype o Zoom, sin tener que pagar cuentas telefónicas. Hay muchas tecnologías que facilitan la coordinación de proyectos y entregas a tiempo, promoviendo el desempeño laboral y cubriendo las necesidades de los puntos anteriores.

En la jerarquización de tareas existen herramientas como Wrike o Monday, que contribuyen a poner énfasis en algunos trabajos, establecen fechas y miden el tiempo que se demoran en cubrirlo.

También existen herramientas que son capaces de hacer tareas como la capacitación de manera online e incentivado por sistemas competitivos. Nivelat, por ejemplo, es una plataforma de capacitación que utiliza el gamification (modelo de videojuegos avalado por estudios que aumenta el compromiso de tu equipo) para enseñar cursos a tu empresa de manera rápida, fácil y más barata.

En resumen, el desempeño laboral no debería disminuir con el teletrabajo. Lo importante es disponer de métodos y herramientas que permitan promover la productividad, utilizando las ventajas que promete la era digital hoy en día. Como empresas, toma esto como tu oportunidad de innovar y subirte al barco de la digitalización de los procesos laborales.

 

Nueva llamada a la acción