Clima organizacional y desempeño laboral empoderado

Clima organizacional y desempeño laboral
   

clock Lo lees en 4 min

diciembre, 29, 2020

Según la “Teoría del Campo” en la psicología, el ser humano no puede entenderse fuera del entorno o ambiente que lo rodea. Este entorno lo conforman la familia, los grupos sociales y, también, el lugar de trabajo, donde las personas suelen pasar la mayoría del tiempo. El clima organizacional es aquella percepción que tiene el trabajador sobre su empresa y el entorno en el que trabaja, por lo que se relaciona directamente con la satisfacción de sus miembros sobre el ambiente que le rodea. Entonces, cada organización, cuando crea su propio clima organizacional (sus propios hábitos, visiones, formas de ver las cosas en conjunto y otras prácticas colaborativas), forma un grupo de características que la distinguen de otras organizaciones y que influye en la conducta de las personas dentro de ella.

Los factores del clima organizacional

Según el economista Argyris (1958), para evaluar un clima organizacional se requiere del análisis simultáneo de tres variables relacionadas entre sí:

  • Las políticas formales, procedimientos y estructura de la empresa

  • Necesidades, valores y capacidades del colaborador

  • Los esfuerzos individuales del colaborador para acoplar sus necesidades con las de la organización para la que trabaja.

Además, según un estudio de Dialnet sobre el clima organizacional, existen dos factores correlativos, fundamentales e indispensables que se relacionan con este concepto:

  1. Satisfacción laboral: es la actitud general de una persona en relación con su trabajo. Desde el punto de vista exclusivamente laboral, es crítico para evaluar la gestión de la empresa, porque los colaboradores suelen querer suplir muchas de sus necesidades ejerciendo su actividad, siendo un aspecto que genera motivación para que se logren los objetivos de la empresa. En ese sentido, ¿no estaría el clima organizacional y el desempeño laboral intrínsecamente relacionados?

  2. Desempeño laboral: es la calidad del trabajo que realiza un colaborador dentro de su organización. Es, entonces, el comportamiento que adopta la persona para la búsqueda de los objetivos fijados. Así, se relaciona con las metas de la empresa, las metas personales de la persona y los recursos utilizados en ello.

Webinar Liderazgo Transformacional en tiempos de cambio

 

La conexión intrínseca entre clima organizacional y desempeño laboral

La definición misma de desempeño laboral, según el estudio de Dialnet, ya indica que es un elemento en el que influyen las aptitudes y actitudes de cara al papel de una persona dentro de la empresa, su nivel de capacitación, sus motivaciones y entorno en el que realiza su trabajo. En este sentido, habría una retroalimentación entre el clima organizacional y desempeño laboral de la persona, y como Recursos Humanos, la principal función va a ser obtener el mejor desempeño y productividad posible de cada colaborador. El estudio concluye, así, que hay una correlación positiva y significativa entre los factores “clima organizacional”, “desempeño laboral” y “satisfacción laboral”. ¿Cómo, entonces, podemos empoderar estos factores para alcanzar los mejores niveles de cada uno de los conceptos?

Capacitaciones innovadoras y efectivas

La formación y desarrollo del personal tendría una influencia transversal en todos estos aspectos, y una buena gestión debería, entonces, considerar invertir en capacitaciones innovadoras, efectivas y de calidad. De esta manera, contribuyen a la retroalimentación y evaluación de desempeño para hacer crecer el clima organizacional y motivación personal de los colaboradores.

Las evaluaciones de desempeño buscan evaluar las conductas de un colaborador frente a las expectativas de la organización, y estas son una herramienta para mejorar los resultados de Recursos Humanos en la empresa. No sirve de nada capacitar sin medir los resultados, y por ello, procura siempre elegir programas que:

  • Por sus métodos de enseñanza, sean capaces de generar motivación en tus colaboradores.

  • Generen métricas para poder medir el aumento (o en su defecto, disminución) del desempeño laboral.

  • Que se adecúen a lo tiempos ajetreados de hoy en día, donde el multitasking es una realidad.

Afortunadamente, existen tecnologías y herramientas que se preocupan por considerar estos factores para poder generar un buen clima organizacional y un aumento en el desempeño laboral. Se trata de formaciones como las de Nivelat, que utilizan recursos como el microlearning (cursos en microcápsulas que se enfocan en habilidades específicas) y la gamificación (cursos que se basan en el formato del videojuego), a lo que puedes acceder desde el computador o tu celular, en cualquier momento del día. ¡Intenta hacer crecer tu empresa cambiando la manera en que tus colaboradores de capacitan!